Ulm y Neu-Ulm – La Edad Media se encuentra con la Modernidad

¡Pero qué atrevidos son los de Ulm! Frente a la venerable Catedral de Ulm ponen el blanquísimo y moderno Ayuntamiento, el histórico Ayuntamiento Antiguo es cordial vecino de la pirámide de cristal que cobija la Biblioteca Municipal, y en medio de todo esto, se encuentran los modernos edificios del Nuevo Centro de la ciudad. ¿Eso es correcto? ¿Tiene buen aspecto?

¡Sin lugar a dudas! Ya que esto demuestra que los habitantes de Ulm no se han quedado anclados en el pasado, y que aquí hay de todo menos aburrimiento. Ulm a un lado del Danubio y Neu-Ulm a la otra orilla del río como su hermana ciudad bávara, ofrecen una apasionante mezcla de tradición y modernidad: históricos monumentos como la Catedral –con el campanario más alto del mundo y su impresionante sillería de coro–, el romántico “Barrio de los Pescadores y Curtidores” –con sus pequeños puentes y estrechas callejuelas–, y la imponente fortaleza con sus numerosos muros y fuertes, se alternan con la elegante arquitectura moderna de los triangulares grandes almacenes muy cerca de la Catedral, la Galería de Arte “Weishaupt” en el Nuevo Centro, y la Biblioteca Municipal de cristal y con forma de pirámide, en la Plaza del Mercado.

Arte y cultura con muchas facetas

Muy variada es también la original oferta de arte y cultura de todas las épocas en los prestigiosos museos de la “ciudad doble”: desde la escultura de un hombre-animal más antigua del mundo, con 32.000 años, llamada “Löwenmenschen”, pasando por obras maestras de la Edad Media de  Multscher y Syrlin, hasta las obras de arte del siglo XX de Picasso, Warhol, Macke, Kollwitz y Scharff, entre otros.

Fiestas divertidas

La gente de Ulm y Neu-Ulm también sabe celebrar buenas fiestas con sus huéspedes: las mejores son el fin de semana del “Ulmer Schwörmontag” con una procesión de carnaval en el agua (febrero), el desfile de barcos iluminados “Licherserenade” en el Danubio (julio), la Fiesta Internacional del Danubio (cada dos años en julio/agosto), así como la Noche Cultural de Ulm (septiembre). Más tranquilo, pero no por ello con menos ambiente, es el Mercado de Navidad de Ulm, el cual, con más de 100 casetas festivamente decoradas, en la gran plaza a los pies de la Catedral de Ulm, parece una pequeña ciudad sacada de un cuento.

En medio del agua

Ulm y Neu-Ulm también ofrecen muchas actividades para disfrutar del tiempo libre: un paseo en barco por el Danubio, una visita del parque zoológico, con un túnel de cristal transitable en el acuario, el monasterio Wiblingen, con una suntuosa biblioteca y basílica, así como diversos parques y jardines, son tan solo algunos ejemplos.

Mira aquí y mira allá

Muy recomendables son también las visitas guiadas de la ciudad en la “ciudad doble del Danubio”, ya que aquí no solo se pueden hacer las clásicas visitas guiadas en el histórico casco antiguo de la ciudad y la Catedral de Ulm, sino también visitas guiadas muy especiales y excepcionales: en el tour “la Edad Media se encuentra con la Modernidad” se presenta la apasionante mezcla de la arquitectura de los edificios históricos y los modernos; y en el tour con músicos de la ciudad se interpretan anécdotas y canciones de la Edad Media de un modo muy entretenido y divertido.

Un buen lugar para hacer congresos

Con frecuencia se oye que Ulm es una fantástica ciudad de congresos y eventos. Y estamos convencidos de que es cierto. En la sala Donauhalle, el Centro de Congresos, la Ratiopharm Arena, la casa Edwin-Scharff-Haus y en muchos hoteles, hay salas con la más moderna infraestructura a su disposición.

Ulm es asimismo una ciudad de ferias. La Feria en el Danubio es muy frecuentada por sus numerosas ferias para profesionales y para el público, regionales, nacionales o incluso de importancia en toda Europa.

Ulm