Llegada con automóvil

El suroeste de Alemania tiene una excelente red de carreteras y autopistas.

Los turismos no pagan peajes. Los conductores han de llevar un carné de conducir válido, y los documentos del vehículo y del seguro. Es obligatorio ponerse los cinturones de seguridad en todos los asientos, tanto los delanteros como los traseros, en todo momento. Tan solo están permitidos los teléfonos móviles de manos libres. La edad mínima para poder conducir son 18 años.

Como en toda Europa continental, el tráfico circula por el lado derecho de la carretera. Está prohibido adelantar por la derecha. Para turismos, el límite de velocidad fuera de las zonas residenciales es de 100 km/h. En las áreas urbanas es de 50 km/h. En la autopista, la velocidad máxima recomendada es de 130 km/h.

Los coches de alquiler están disponibles en pueblos grandes y ciudades, en lugares como aeropuertos, estaciones de tren y hoteles. Se ofrecen todas las categorías, incluyendo furgonetas, autos compactos, convertibles y, por supuesto, rápidos coches deportivos. Infórmese sobre las ofertas de fin de semana.

Por favor, tenga en cuenta que para mejorar la calidad de vida y el medio ambiente, 32 ciudades alemanas tienen, o están a punto de introducir, las nuevas  “zonas de baja emisión”. Solo podrán entrar los vehículos que lleven la “placa de medio ambiente” (“Umwelt-Plakette”). Los coches de alquiler suelen tener todos los permisos y placas requeridos.