Kraichgau-Stromberg

Entre el Rin y el Neckar, rodeada de soleadas y bellas praderas y bosques, se encuentra la “región de las 1.000 colinas”. Mientras que la bandese ciudad Kraichgau se caracteriza por sus suaves colinas, sus campos frutales y sus cañadas, el parque natural Stromberg-Heuchelberg, en el sureste de la región y cuya mayor parte pertenece a Wurtemberg, se distingue por sus campos de vides.

Tabernas en Kraichgau-Stromberg

La “región de las 1.000 colinas” es perfecta para el cultivo de la vid. Aquí crece uva de primera calidad: desde “Trollinger”, “Lemberger” y “Schwarzriesling”, hasta el delicioso “Steinsberger Spätburgunder”, un vino de la región Schlaraffenland, ideal para gourmets. Por supuesto, en los restaurantes y tabernas se sirve el vino acompañado de platos regionales. Por ejemplo, la típica merienda, un plato de fiambre y queso con pan de pueblo, o bien asado de ternera, o “Maultaschen” –raviolis rellenos de carne picada, espinacas y especias–, los cuales fueron inventados en el Monasterio de Maulbronn (para que Dios no viera que los monjes comían carne en Cuaresma, la escondieron en pasta, creando una especie de grandes raviolis). Para los excursionistas y los turistas activos, no solo merece la pena recorrer haciendo senderismo o sobre dos ruedas esta región vinícola, sino que también la Ruta del Vino Badense y la Ruta del Vino de Wurtemberg son muy recomendables.

Monasterio de Maulbronn, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

El monumento más destacado de la región es el monasterio de Maulbronn. Construido como una abadía cisterciense en 1147, está considerada uno de los monasterios medievales más impresionantes y mejor conservados al norte de los Alpes. La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1993. Además de la románica iglesia del monasterio, las joyas arquitectónicas en la clausura del claustro gótico, son la “Casa de la Fuente” y el comedor de los monjes (refectorio). Otras obras de arte arquitectónicas se encuentran sobre todo en Spargelhochburg, bajo el techo del Palacio Bruchsal. Aquí se encuentra la “reina de las escaleras” de Balthasar Neumann, la Sala del Jardín, así como suntuosas salas de mármol.

Rutas en bicicleta y senderismo en Kraichgau-Stromberg

La región de praderas y viñedos Kraichgau-Stromberg es un paraíso para los turistas activos, tanto a pie como sobre dos ruedas. Ciclorutas perfectamente señalizadas, a través de suaves colinas entre el Rin y el Neckar, le llevarán a conocer distintos temas como, por ejemplo, tras las huellas del vino, pequeños pero excelentes museos, y las más bellas vistas panorámicas. Y durante las excursiones de senderismo o en bicicleta, no hay que perderse una parada en una de las bodegas o tabernas de los viticultores locales.

Kraichgau-Stromberg