La Selva Negra

La Selva Negra atrae a la gente que le gusta descubrir y gozar de una prístina naturaleza, arraigadas tradiciones, deliciosas especialidades gastronómicas regionales y un saludable clima. Las vacaciones en la Selva Negra son muy variopintas. Bosques, ríos y lagos, desfiladeros, cascadas, praderas, cenagales: todo eso es la Selva Negra. A la intacta naturaleza se une el folclore tradicional, especialidades regionales conocidas en todo el mundo, y un curativo clima, del que se puede disfrutar en numerosos balnearios.

Vacaciones en la Selva Negra: naturaleza y tradiciones

La Selva Negra se extiende desde Karlsruhe hasta la frontera con Suiza. El sistema montañoso de mediana altura anexo más grande de Alemania se caracteriza por sus impresionantes bosques, los cuales son tan densos, que desde lejos parecen casi “negros”.

Un paraíso para los amantes de la naturaleza

Los amantes de la naturaleza adoran la Selva Negra. Este frondoso bosque invita a ser explorado y conquistado: a pie, con la bicicleta, esquiando... Con miles de kilómetros de rutas de senderismo y rutas de ciclismo de montaña, es ideal para todos los amantes de las vacaciones activas y la aventura.

Merienda tradicional en unas vacaciones en la Selva Negra

El aire fresco despierta el apetito. En una verdadera merienda de la Selva Negra no puede faltar el Jamón de la Selva Negra, el cual es ahumado con leña local. Para acompañarlo, nada mejor que un pan recién hecho, un vino de la región vinícola Kaiserstuhl, o una cerveza de una de las numerosas cervecerías de la Selva Negra. A quien le apetezca más algo dulce, debería probar la tarta de cerezas de la Selva Negra, la cual se hace con cerezas dulces y aguardiente de cerezas de la Selva Negra.

Tradición bien preservada

En la Selva Negra los relojes hacen tictac de otro modo: aquí el tiempo lo mide un cuco.

Los primeros relojes de cuco fueron fabricados a mediados del siglo XVIII en la Selva Negra. Hoy día se puede admirar en Triberg el reloj de cuco más grande del mundo. El sombrero de pompones es considerado el símbolo de la Selva Negra, pero en realidad tan solo es típico de tres comarcas de la Selva Negra: Gutach, Wolfach-Kirnbach y Hornberg-Reichenbach.

Vacaciones en la Selva Negra: curativas y relajantes

En ninguna otra parte de Baden-Wurtemberg hay tantos balnearios como en la Selva Negra. En 19 balnearios, 9 baños de agua minero-medicinal, y en los baños de lodo de Bad Peterstal-Griesbach y Bad Rippoldsau-Schapbach podrá olvidarse del estrés, relajarse y cargar las pilas.

La Selva Negra

Donde vamos Eva? - Blog de viajes

Sasbachwalden en la Selva Negra de Alemania