Taubertal

El ameno Taubertal: un paraíso culinario, cultural y paisajístico. Excursiones en bicicleta, senderismo, vinos locales y especialidades gastronómicas: el Tabertal es el valle idóneo para quienes buscan disfrutar con todos los sentidos.

Con botas de senderismo o con bicicleta por el ameno Taubertal

Como mejor se pueden explorar los idílicos paisajes del valle Taubertal es en bicicleta o caminando. La cicloruta clásica va, en tres etapas de un día, desde Rothenburg ob der Taube hasta Wertheim. Los senderistas pueden escoger entre distintas rutas de varios días, como por ejemplo la Ruta Panorámica de Senderismo Taubertal. El famoso Camino de Santiago atraviesa el valle Taubertal a lo largo de 170 km. para, a las puertas de Rothenburg, convertirse en el Camino de Santiago Suabo-Franco.

Delicias culinarias

El hogar de la trucha de Tauber son los cristalinos ríos de Taubertal. Tanto si la pesca y prepara usted mismo, como si se la sirven en un restaurante, comerla siempre es un placer. Los gourmets tampoco deberían dejar de probar el cordero de Taubertal. Para acompañarlo, nada mejor que los vinos de Taubertal: “Müller-Thurgau“, “Silvaner”, “Schwarzriesling”, “Dornfelder” o la uva autóctona “Tauberschwarz”. Las cuatro fábricas de cerveza de la región, como por ejemplo Distelhäuser o Spessart Brauerei, ofrecen especialidades de cerveza como las llamadas “Winterbock” y “Landbier”.

Cultura pura en el ameno Tabertal

Disfrutar de un ambiente medieval, por ejemplo en una visita guiada en la histórica ciudad Bad Mergentheim o en el impresionante Museo Alemán de las Órdenes (religiosas). Numerosos palacios, castillos y museos invitan a hacer un viaje al pasado: el Castillo Unterschüpf, el monasterio Bronnbach, el museo del Cristal en Wertheim o la iglesia barroca en Gerlachsheim. También merece la pena, y mucho, un paseo por la medieval Rothenburg ob der Tauber; esta ciudad es un destino turístico muy conocido y apreciado en todo el mundo.

Taubertal