Menú

Friburgo

Container

La capital de la Selva Negra tiene mucho que ofrecer: tanto si quiere admirar la cultura y la historia de la ciudad durante un paseo por el precioso casco histórico, como si desea relajarse en los numerosos y acogedores bares y cafeterías, y dejarse mimar y disfrutar de la exquisita cocina y la hospitalidad badense.

Parque Colombi en Friburgo

Catedral de Friburgo

En Friburgo hay mucho ambiente tanto de día, como por la noche

Friburgo es famoso por sus “riachuelos”

Fachada del Almacén Histórico de Friburgo 

Al recorrer las idílicas callejuelas del casco antiguo, verá los famosos “riachuelos”, unos canales con agua cristalina que surcan el centro de la ciudad y llegan hasta el corazón de Friburgo: la Plaza de la Catedral, donde no solo se quedará maravillado al ver la impresionante catedral, sino que además todas las mañanas excepto los domingos podrá disfrutar de un colorido y animado mercado.
Después déjese inspirar por el ambiente del bohemio barrio “Pequeña Venecia”, y suba al Monte del Palacio “Schlossberg” para disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad.

Lo más notable en Friburgo: Catedral de Friburgo, Mercado en la Plaza de la Catedral, Ayuntamiento Nuevo y Antiguo, Museo de los Agustinos, catas de vino badense en la Casa de los Vinos Badenses “Alte Wache”, Monte del Palacio “Schlossberg”, Monte “Schauinsland”.