Menú

El Lago de Constanza

Container

Unas vacaciones en el Lago de Constanza significan pura relajación. Cultura, deporte, bienestar, naturaleza y delicias de la bodega y la cocina: el Lago de Constanza ofrece las vacaciones perfectas durante todo el año. Este inmenso lago, rodeado de los preciosos paisajes de la Región Subalpina, ofrece las condiciones ideales para disfrutar de unas polifacéticas vacaciones, tanto relajantes como activas. 

Insel Mainau Luftbild

Isla de las Flores Mainau, en el Lago de Constanza, a vista de pájaro

Garten Schloss Salem

Flores en el jardín del Palacio de Salem

Konstanz Luftbild

Vistas a Constanza

Pfahlbauten Museum in Uhldingen-Mühlhofen

Puesta de sol en los palafitos de Unteruhldingen en el Lago de Constanza

Vacaciones perfectas en un lago que enamora: el Lago de Constanza

El Lago de Constanza es, ante todo, un paraíso para practicar deportes acuáticos: navegar, hacer surf o bañarse en las cristalinas aguas de este gran lago, llamado el Mar Suabo por sus dimensiones, es todo un placer. Hablando de placeres, no se puede hacer vacaciones en el Lago de Constanza sin probar el corégono, el pescado más conocido y apreciado en este lago, acompañado por los excelentes vinos del Lago de Constanza, como el “Müller-Thurgau”. El Lago de Constanza está, gracias a su clima templado, predestinado para la viticultura. Las fiestas del vino alrededor del lago en agosto y septiembre cuentan entre lo más destacado.

Esta zona también es conocida por el cultivo de fruta. Las manzanas del Lago de Constanza son sinónimo de calidad, y en la época de la cosecha se pueden comprar directamente de los productores.
Los amantes del arte y la cultura disfrutan mucho en el Lago de Constanza. Algunas de las atracciones principales son el “mar de flores” en la Isla Mainau, la Isla Reichenau, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, y la réplica de un histórico palafito o asentamiento lacustre en el Museo Arqueológico al Aire Libre de Unteruhldingen.

Y tras tantas actividades deportivas y de ocio, sienta muy bien un poco de descanso. Numerosos hoteles y termas a orillas del lago, como los de Überlingen y Meersburg ofrecen saunas y relajantes masajes con piedras calientes, con vistas al azul lago y al panorama alpino.