Menú

Una gran experiencia en la naturaleza

Container

Pasear por la isla de las flores Mainau y dejar que la belleza y el aroma de las flores nos acaricien los sentidos. Ir en bicicleta a lo largo del Lago de Constanza y ver hasta las montañas de Suiza al otro lado de las aguas del lago. Hacer senderismo por la Selva Negra y escuchar el canto de los pájaros. Explorar las cuevas de los Montes Suabos y sentir el aire húmedo... Los parajes naturales de Baden-Wurtemberg no podrían ser más ricos y variados.

Cascada en el norte de la Selva Negra

Brezales en flor en la Selva Negra

Lago Schluchsee en la Alta Selva Negra

Entrada al Parque Nacional de la Selva Negra

Parque Nacional de la Selva Negra

En el Parque Nacional de la Selva Negra a los visitantes les espera una fascinante variedad de paisajes, en uno de los parajes montañosos más famosos de Alemania. Bosques de un verde oscuro cubren suaves colinas, salpicados de tranquilos cenagales y profundos lagos de origen glaciar, los cuales están rodeados por abruptos acantilados. En las crestas de la Selva Negra, desde las praderas y landas, se pueden disfrutar de las maravillosas vistas de las cimas de la Selva Negra hasta la planicie del Rin. Las alturas de la Selva Negra más salvaje son el hogar de muchos animales y plantas, en parte incluso especies raras.

Parques Naturales

En los siete Parques Naturales de Baden-Wurtemberg se muestra la diversidad de los paisajes de la región, con su impresionante amplitud. Profundos bosques y claras florestas, preciosos valles y praderas llenas de hierbas aromáticas, prados con árboles frutales y cuevas de la Edad de Piedra, lagos de ensueño y riachuelos de aguas cristalinas. Son paisajes con alma, marcados a través de los siglos por el trato amable del ser humano con la naturaleza, impregnándola con sensibilidad del típico y peculiar carácter de las gentes de esta región. Los Parques Naturales se encargan, en colaboración con los productores locales, del cuidado y conservación de todos estos parajes naturales, de conservar y dar vida a antiguas tradiciones, y construir un puente entre la explotación agrícola, el turismo y los intereses ecológicos, con vistas al futuro.

Los Parques Naturales de Baden-Wurtemberg son:

Zona de la Biosfera de los Montes Suabos

Prados de árboles frutales en flor, ovejas pastando en landas con enebros, y verdes hayedos, caracterizan los Montes Suabos y sus alrededores. Una campiña en el centro de Baden-Wurtemberg que hay que conservar para las próximas generaciones. La Zona de la Biosfera de los Montes Suabos, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009, tiene mucho que ofrecer a los turistas: cuevas transitables y en las que incluso se puede ir en barco, el antiguo campo militar Münsingen, en el cual se han conservado extraños espacios naturales en los que viven animales y plantas, manadas de búfalos de los Montes Suabos y caballos sementales árabes del criadero de caballos de Marbach. Pero también la mayor ciudad celta de Europa, las tumbas de los gentiles, castillos, palacios y ruinas, así como una gran cantidad de centros de información y museos de usos y costumbres al aire libre cuentan entre los motivos por lo que merece la pena visitar esta región.